Cómo estudiar eficiente con Active Recall

Encontrar la técnica de estudio adecuada para los exámenes puede ser complicado, es por ello que en este post te muestro el Active Recall, uno de los métodos más eficientes de estudio según la ciencia.

2/10/2022

que es el active recall
que es el active recall

Durante la vida como estudiante, estamos constantemente buscando nuevos métodos para poder aprender y poder sacar mejores calificaciones en los exámenes, y es probablemente la principal razón por la que estás en este post. Lo que la gente normalmente dice es “estudia más, así saldrás mejor”, cuando no necesariamente es así, al contrario, es mejor estudiar menos, pero mejor.

Las técnicas de estudio más comunes son las de las 3 R: resumir, resaltar y releer, pero no son las más efectivas. No es que sea precisamente malo resumir el capítulo del libro que tienes que estudiar, sin embargo no quiere decir que estés procesando la información por completo, ya que la mayoría de las veces hacemos los resúmenes con el libro abierto, así que en caso de tener una duda simplemente consultamos el libro y ya no hacemos ese proceso de intentar recordar lo que acabamos de leer.

La forma más común (y que yo he usado mucho) es la de resumir un tema, la cual es una técnica que puede servir siempre y cuando lo hagamos de manera correcta y no simplemente transcribir la información tal cual; aún así, sigue sin ser el mejor método de estudio

Muchas veces leemos algo y pensamos que ya lo sabemos, sin embargo al momento de ponernos a prueba, recordamos la página del libro en la que estaba, incluso recordamos las imágenes que habían a su alrededor, pero no podemos recordar la información que necesitamos, es decir, creímos que ya lo sabíamos pero era una mera ilusión, a esto se le llama ilusión de competencia. Es por ello que existe la técnica del Active Recall, que posiblemente sea la mejor técnica para aprender cosas nuevas, para salvarte la vida y que te ayudará bastante al momento de estudiar.

TE PODRÍA INTERESAR: Cómo aprender más rápido con el Spaced Repetition

¿Qué es el Active Recall?

El Active Recall, o en español, Recuerdo Activo, es una técnica de aprendizaje la cual consiste en esforzarnos en acordarnos lo que hemos leído, poniendo a prueba nuestro cerebro para poder recordar la información. Esta técnica va en contra de la de releer nuestros apuntes para memorizar todo lo que viene en ella, ya que se basa en la idea de esforzarnos para poder recordar, resultando así en entender y almacenar mejor la información en nuestra memoria. Se trata de irnos evaluando conforme vamos leyendo la información y no esperar hasta el final para comenzar a hacernos preguntas.

Según la ciencia

Hay varios estudios sobre la eficiencia de este método de estudio para así poder probar su eficiencia. Mi favorito es el elaborado por Karpicke, J. D. / Blunt, J. R. en el 2011, donde reunieron y dividieron en 4 grupos a varios estudiantes y se les indicó que tenían que leer un texto sobre nutrias.

A un grupo se le dijo que lo leyeran una vez por 5 minutos, al segundo que lo leyeran por 4 veces en intervalos de 5 minutos, al tercero se le dio 25 minutos para que luego de leer hicieran un mapa conceptual y al último grupo se le dio 10 minutos para escribir lo que recordaban del texto, luego 5 minutos para estudiar lo que leyeron y por último, otros 10 minutos para volver a escribir lo que recordaran. El último grupo, que fue el que usó la técnica del Active Recall, fue el que más recordó la información una semana después.

qué es el Active Recall
qué es el Active Recall

¿Cómo aplicar el Active Recall?

Es bastante sencillo, incluso mucho más fácil de lo que podrá parecer. Es importante mencionar que la manera de hacerlo no es igual para todas las asignaturas, ya que no estudiaríamos igual para un examen de matemáticas que como lo haríamos para uno de historia o anatomía, pero no te preocupes, la mejor parte del Active Recall es que es bastante versátil y se puede aplicar de diferentes formas y en diferentes materias.

La Forma Universal

Quiero explicar la “forma universal” para aplicar esta técnica, ya que como mencioné anteriormente, cada materia tiene una mejor manera de ser estudiada, sin embargo, si quisiéramos establecer un método que sirve para todas las materias, es la de explicarle a alguien más.

Al explicarle un tema a alguien más, normalmente lo hacemos con nuestras propias palabras, y si somos capaces de decirlo con nuestras propias palabras e incluso poder responder a preguntas que puedan surgir, quiere decir que hemos entendido el tema, incluso, el explicarle a alguien más nos ayuda a darnos cuenta qué es lo que no sabemos muy bien y que necesitamos reforzar. Si no tienes a quién explicarle los temas, puedes hablarle a la pared y seguir el mismo método, o simular que eres un maestro quien está explicando un tema a sus alumnos.

Formula preguntas sobre el texto

Esta forma de aplicar la técnica es bastante útil y una de mis favoritas para estudiar, de hecho, es la forma en la que estudio actualmente y me ha resultado bastante bien. Se trata de ir escribiendo preguntas conforme vamos leyendo el texto en lugar de escribir directamente, es decir, en lugar de escribir “la industria 4.0, también conocida como cuarta revolución industrial, busca transformar las empresas en organizaciones inteligentes”, escribimos la pregunta “¿Qué es la revolución industrial?”. Esto nos hará pensar más y nos hará decirlo con nuestras palabras en lugar de simplemente leer pasivamente.

¿Por qué hacer preguntas? Por dos razones, la primera, porque esto nos ayudará a indagar en nuestro cerebro la respuesta, y tendremos que dar nosotros la respuesta a la pregunta, muy parecido al tenerle que explicar a alguien más un tema. La segunda razón, porque los exámenes son en el mismo formato, pregunta y respuesta, por lo que nos ayudará a familiarizarnos a la estructura para el examen, e incluso algunas de las preguntas se podrían repetir.

TE PODRÍA INTERESAR: Cómo retener más información con el método SQ3R

Active Recall según la ciencia
Active Recall según la ciencia

Dile adiós a las 3R

Si eres de las personas que hacen uso de las 3R (releer, resaltar y resumir), a continuación te muestro algunas de las alternativas para cada una de ellas haciendo uso del Active Recall.

Releer → Leer y recordar

Si tu forma de estudiar normalmente es releyendo el texto, puedes sustituirlo por ir leyendo cada párrafo o secciones y luego cerrar el libro e intentar recordar qué es lo que acabamos de leer. Esto no se trata de ir repitiendo cada una de las oraciones que acabamos de leer, sino más bien ir por secciones y luego recordar qué es lo que acabamos de leer, algunas preguntas que te puedes hacer son: ¿Qué acabo de leer? ¿De qué trata el texto? ¿Cuáles son las ideas principales?

Resumir

En este punto queda muy parecido, sin embargo, dos de los errores que cometemos al momento de hacer resúmenes son: hacer los resúmenes con el libro abierto y en caso de tener duda consultamos el libro, evitando que nuestro cerebro intente recordar toda la información, y, en segundo lugar, terminar transcribiendo la información del libro en nuestro resumen (que al final ya no sería tan resumen). Esta técnica se puede sustituir por, en vez de tener el libro a la mano, cerrarlo y escribir toda la información que podamos recordar, muy parecido a lo que haríamos con el Método de Cornell (pronto habrá un post sobre ello).

Resaltar... ¿?

Para este método no hay un sustituto exacto, o al menos no he encontrado un sustituto exacto para este método, sin embargo, puedes combinar este método con el de hacer resúmenes, para así poder resaltar las ideas principales del mismo y no perder tanto tiempo al momento de buscar información específica. Incluso, puedes usar códigos de colores, es decir, usar un resaltador de un color para resaltar los temas, otro para subtemas, otro para información importante y así sucesivamente.

Conclusiones

El Active Recall es una de las mejores técnicas para estudiar cualquier asignatura, ya que nos ayuda a ponernos a prueba y a realmente pensar en cada una de las respuestas, teniendo como resultado un entendimiento más profundo sobre lo que estemos estudiando. El formular preguntas e intentar responderlas por mi cuenta es lo que más me ha ayudado para estudiar para mis exámenes, especialmente los que son teóricos y que requieren de una mayor memorización.

Lo que más me gusta de esta técnica es que se puede adaptar a prácticamente cualquier materia que estudiemos e incluso, si la logramos combinar con el spaced repetition, otra técnica de estudio de la cual hare un post más adelante, resultarán en un estudio muchísimo más eficiente que los métodos tradicionales.

Si estos son temas de tu interés, quédate al pendiente ya que estoy preparando varios posts sobre técnicas de estudio para ayudarte a simplificar la vida de estudiante y rendir mejor. Eso es todo por ahora y nos vemos en el siguiente post!